La Reconversión Monetaria y Gerencial para las Empresas del Sector Público

1ra. Edición Actualización
Por Ernesto Seijas, CEO de Essplan/Essla

Con la aprobación de la Ley de Reconversión Monetaria publicada el 6 de marzo de 2007 se formalizó una decisión trascendental para el país como lo es la puesta en marcha del proceso de reconversión monetaria, tarea para la cual el Banco Central viene preparándose desde hace algún tiempo y ahora le corresponde a las empresas del sector público y privado iniciar su proceso de transición en las áreas comerciales, operativas, contables y presupuestarias, entre otras.

A partir del 1 de enero de 2008 habrá una nueva familia de billetes y monedas, que durante la etapa de transición llevará por nombre Bolivar Fuerte. A partir del 1 de octubre de 2007 los precios de bienes y servicios aparecerán reflejados en bolívares de denominación actual y en el nuevo signo monetario que llevará por símbolo Bs.F.

Para efectos contables se dividirá en 100 céntimos y contemplará un periodo de transición adecuado a la nueva escala que implica correr tres ceros a la izquierda (un bolivar fuerte equivaldrá a mil bolívares actuales).

A las Gerencias Financieras les compete durante esta etapa de transición hacia la reconversión monetaria modificar los sistemas de análisis y proyecciones financieras bajo su custodia, para adaptarlos a la nueva moneda con el fin de que se le facilite el aprendizaje y se garantice la instrumentación ordenada de la reconversión monetaria en los planes y programas financieros de las empresas. Por lo que se deben hacer las diligencias y planes para adaptar los modelos financieros con la nueva moneda Bolívar Fuerte.

En el marco de la reconversión monetaria nuestra Firma viene introduciendo el concepto de la Reconversión Gerencial para las empresas del sector público. Las empresas del sector público requieren un cambio en el marco metodológico capitalista y neoliberal heredado de épocas pasadas para medir el desempeño gerencial, se deben calcular los indicadores de gestión financiera adaptados a la visión social. No es posible la convivencia entre la Gerencia y el Accionista, con los sistemas de desempeño utilizados actualmente por las empresas del sector público, basados en metodologías impuestas por las teorías capitalistas, porque chocan culturalmente con las formas de pensar actuales del Accionista.

Es vital para las Gerencias hacer las modificaciones en los enfoques de presentación particularmente en los flujos de efectivo e indicadores de rentabilidad. Las corrientes que dominaron en años anteriores deben ser transformadas, el verdadero cambio radica en la separación del flujo de efectivo operativo y financiero; el cual debe evolucionar al operativo, social y financiero.

Con esta modificación estaremos en mejor condición para analizar los resultados, calcular los indicadores de rentabilidad penalizados por la errónea asignación de las inversiones sociales a los flujos de las actividades operacionales y mejorar la comunicación Gerente / Accionista.

Nuestra Firma cuenta actualmente con el programa de reconversión gerencial a este respecto. Al introducir estas modificaciones en el marco conceptual y metodológico podemos mejorar enormemente la comunicación entre el Accionista y la Gerencia y garantizar los mejores análisis al desempeño gerencial.